martes, 25 de agosto de 2009

NUEVE CARAS


He aquí un experimento macabro que hice con rostros desfigurados de diversos abortos que me autorealizé (que rudo escribo... temed)
La idea era tratar de generar un movimiento más menos fluído, con la menor cantidad de cuadros (6). Claramente algunos seres resultaron mejor que otros.


No hay comentarios.: