sábado, 7 de junio de 2008

SINTONÍZAME


este dibujo fue parte de un afiche que llevaba una bella frase sacada de un bello libro escrito con bellos pinceles hechos de vello humano... 'dejad que los niños vengan a mi'

parece que para este dibujo me inspiré en una película de don Alex, solo parece

No puedo negar el amor que siento hacia esta cajita. Ella me vio nacer, me ha enseñado, me ha entretenido y en gran parte ha forjado lo que hoy en día soy, un gallardo y magnificente… tonto (si gusta puede cambiar el adjetivo por otro que le acomode más. Sugiero imbécil).

Fue ella la que hace mucho tiempo atrás me presentó a Ren & Stimpy, a Garfield y sus amigos, a los lolos de la Warner, a Charlie Brown, a Plan Z, a Pipiripao, a Chespirito, a Medio Mundo, al Casi en Serio (el matinal de la tarde), a don Eric Polhammer y un sin fin de “cosas” y personajes que me han guiado por la senda del señor.

Sin embargo no puedo dejar de sentir un cierto recelo (celo) hacia ella. Ya no es la misma que conocí… o quizás, si, quizás yo fui el ingenuo que no era capaz de ver que lo que escondía tras esa careta (trampas y caretas) cristalina. Hoy veo como esta empecinada en convertirnos en gente inteligente, correcta y útil. Pero no, no podrá hacerlo, esta vez NO. Es imposible, es incapaz, es es es… ¿por qué no podrá? -pregunta don Saúl un tanto preocupado- porque ya lo somos -respondo con mi pecho inflado de orgullo- ya somos tontos (si gusta léase imbéciles) y no necesitamos esa cajita para seguir siéndolo.

Ella y sus amigos quieren sacarnos de este estado, nos quieren instruir, saben que sus encantos nos son irresistibles, y planean ocuparlos para convertirnos, para liberarnos de esta tontera que… ¿nos atormenta?... no no no, atormenta a ellos. No pueden vernos como tontos, riéndonos solos, de estupideces, de nosotros, de ferneclo, de todo. Ellos nos necesitan, necesitan que sirvamos de algo, de cualquier cosa (si gusta léase güeá) pero que sirvamos.

Matinales, Noticieros y Programas de la Tele sobre Gente de la Tele que le ocurren Cosas de la Tele en la Tele, tele intentarán persuadir, mas no lo conseguirán, somos lo suficientemente tontos como para caer en ello, tontos a mucha honra y seguiremos siéndolo hasta la muerte... si es necesario (matar al presidente, grita por ahí la flori).